Sadomasoquismo, la última tentación

  • Avatar de stantoon
    stantoon
    Registro: 11 sep '06
    En foros: 2933 posts
    Ubicación: Argentina

    Sexo: Hombre
    Edad: 55
    Rol: Switch
    Sadomasoquismo, la última tentación

    Marcelo González Araya.

    Flageladores y flagelados se dan cita en un ritual tan antiguo como perverso. Es el sadomasoquismo, una tendencia que se mueve entre la delgada línea de la fantasía erótica y el trastorno mental, llegando en ocasiones hasta la muerte.
    Algunos dicen que el sadomasoquismo partió con el famoso marqués de Sade, que en la Francia de fines de 1700 hizo fama por torturar de manera despiadada a sus doncellas. Otros, en cambio, afirman que el verdadero iniciador fue el alemán Leopoldo Sacher-Masoch quien publicó a mediados de 1800 el libro “La Venus de las pieles”. Lo concreto es que en la actualidad esta práctica se realiza de manera abierta en Europa, mientras que en Chile lentamente sus cultores dan la cara.
    En 1996 el peruano Ricardo Badani causó polémica en nuestro país al defender sin pudor su intimidad y su gusto por el sadomasoquismo. Atrincherado con un harem de seis mujeres, el hoy animador de un programa de parejas en su natal nación, fue expulsado de Chile por daños a la moral cuando se descubrió que sus esposas estaban amarradas con cadenas de perro, encerradas en piezas y hasta con candados en sus pubis. Tras su partida a Lima ellas lo siguieron. Dijeron que “no podían vivir sin su amor”.
    Lo cierto es que esta práctica se compone de dos entes, un sádico que gusta de humillar y un masoquista que goza al sufrir. Si bien en Chile el tema aún es considerado tema tabú, en Europa, flageladores y flagelados dan rienda suelta a sus bajos instintos en las denominadas “Fiestas del látex”, prenda que en color negro identifica a los cultores del también denominado BDMS. Holanda, España e Inglaterra son los países que llevan la delantera en estas lides, la idea es que amantes del sadomasoquismo compartan sus intereses, intercambien películas, literatura, fotos y artículos de sumisión, aparte de realizar los ritos de golpe y humillación clásicos.
    Fendom es la variante más conocida del sadomasoquismo a nivel mundial. Su fin consiste en que las mujeres sometan tanto física como mentalmente a los hombres, dejándolos humillados en su mínima expresión mediante diversos ejercicios, los que debieran gatillar la excitación de ambos. De aquí llama la atención el caballo de tiro, donde el hombre actúa como un equino trasladando un carruaje apropiado para la ocasión.
    Pero, quizás, la más popular de todas las humillaciones es la lluvia dorada, modalidad donde el hombre actúa como toilet y la fémina lanza sobre él su orina. El fetichismo, técnica que consiste en olorosar las prendas íntimas de la otra persona, también acapara preferencias.

    Pero sin duda que los golpes de látigos, paletas y cinturones son los que llenan el gusto de la gran mayoría de los cultores del BDMS.
    Aficionados al sadomasoquismo cuentan que durante la Alemania nazi los soldados de Hitler, que ostentaban altos grados y tenían mucho poder, eran muy dados a estas prácticas de humillación. En la intimidad muchos exigían ser golpeados y esclavizados por sus parejas como medida de excitación.

    JUEGOS Y ABERRACIONES

    El psicólogo de la Universidad Católica perteneciente a la Sociedad de Sexología Chilena Giorgio Agostini, cuenta que antiguamente esta práctica era considerada una perversión, sin embargo, en la actualidad se le han quitado los calificativos éticos y es considerada una difusión de la sexualidad llamada parafilia. “Esta práctica consta de repetidas y fuertes fantasías sexuales de tipo excitatorio. Es un impulso que tiene que ver con el sufrimiento o la humillación de uno mismo o la pareja”.
    Si bien en Chile esta práctica es más bien secreta, se estima que los casos siempre han existido y son los hombres los más dados a ella. “Hay una relación que de 20 hombres sólo una mujer gusta del BDSM, esto se explica porque la sexualidad masculina es muy rápida o sea basta una fantasía para tener una erección”, explica Agostini, aclarando que quienes sufren esto tienen a la larga un deterioro social y laboral.

    ¿Entonces dónde está el límite entre el juego de pareja y la perversidad? El sexólogo de la Universidad de Chile, Eduardo Pino, va al punto de la intensidad de estas aberraciones, las que a la larga determinan si hay o no un problema. “Cuando el sadomasoquismo es blando, vale decir como juego con pequeñas palmaditas y cosas por el estilo, es normal”.

    “Una vez conocí una pareja que cuando iban a tener relaciones sexuales simulaban una pelea, llegaban a golpearse hasta terminar en el acto sexual”, relata el doctor Pino, como un ejemplo entre los casos que le ha tocado atender, aclarando que cuando la pareja gusta mutuamente de la flagelación, no buscan una solución, sino que el problema radica cuando sólo es uno el que quiere estas prácticas, ya sea el sadismo o el masoquismo, haciéndose en este caso necesaria la terapia.

    Si bien aún no se ha descubierto un factor de personalidad marcado que indique quién puede o no ser sadomasoquista, se piensa que situaciones chocantes vividas en la niñez, como fuertes golpizas de cercanos pueden gatillar que en la adultez se caiga en estas prácticas.

    ARTICULOS Y UTENSILIOS

    Casi una obligación para los florecientes “sex shops” que se han abierto en Chile, es el incluir dentro de su stock artículos sadomasoquistas. Ropa de látex, esposas, látigos, cadenas, fustas, correas, pinzas para pezones, paletas y un sinnúmero de elementos para flagelarse son parte de los utensilios cargados al color negro que se ofrecen a precios que pueden llegar a los 120 mil pesos.

    De venta regular, en las diversas tiendas santiaguinas aseguran que son los hombres los clientes predilectos cuyas edades fluctúan entre los 30 y 60 años. La gran mayoría de las ventas, eso sí, se realizan por encargo vía internet, probablemente para resguardar el anonimato.

    Ivonne, encargada de la tienda Honey love, cuenta que los látigos son los más requeridos y los hay de diversos tamaños, formas y estructuras. Ya sea a base de elásticos o cueros, estos pueden llegar a causar graves heridas si se usan con una violencia inusitada.

    Adictos al masoquismo
    La censura social y el temor a la burla impide encontrar con facilidad hombres que gusten de ser castigados. Finalmente logramos hablar con tres de ellos, quienes guardando su anonimato compartieron sus experiencias para este reportaje.

    Francisco, 50 años, comerciante
    Conocí el masoquismo a través de libros y me llamó mucho la atención de inmediato. De pequeño que el tema de estar humillado me seducía. Con el tiempo profundicé mis conocimientos con internet. Justamente fue a través de este medio que conocí a alguien que estaba dispuesta a brindarme esta experiencia, y bueno, es así como hace ya tres años que la practico. Lo que más me gusta es el hecho de estar atado ante una dama, sentirme humillado es una sensación novedosa que me causa mucho placer.

    Víctor, 65 años, empleado
    Mi mamá me pegó mucho desde chico, pues me culpaba por la separación con mi padre, eso con el tiempo me trajo adicción a los golpes. Durante años yo asistí a psiquiatras y psicólogos para que me ayudaran a superar esta adicción, al final ellos me dijeron que debía aprender a convivir con esto y sólo me recetaron una serie de pastillas. Ante esto opté simplemente por saciarme de alguna manera, así empecé a ir a escondidas de mi esposa – ella jamás supo de este problema mío – donde prostitutas, yo les pagaba para que me golpearan. El castigo me estimula, me deja relajado, es mi opio. Yo necesito ser golpeado por lo menos dos veces al mes para estar tranquilo, si no me pongo tembloroso. Para mi es una verdadera terapia. Si me das a elegir entre sexo o el masoquismo no lo pienso dos veces, prefiero el masoquismo.

    Javier, 45 años, empleado.
    Con mis parejas siempre disfrutaba de la humillación, me gustaba que me insultaran, que me pegaran con la correa, que me ataran. Eso me excitaba mucho. Es como las fantasías que tenemos todos, pero un poco más ruda, quizás. Con el tiempo el tema de los golpes pasó a ser prioritario para excitarme, no me gustaban las mujeres sumisas sino que de carácter fuerte. Lo cierto es que muchas mujeres se han asustado cuando les pido que me golpeen y es comprensible, finalmente he optado por pagar para ser humillado e incluso he llegado a autoflagelarme.

    MISTRESS SUSAN, UNA PROFESIONAL DEL SADISMO

    Sus clientes la llaman Ama Susan. Es la regla para todo aquel que se somete a sus órdenes y castigos. Ella, enfundada en un traje de látex negro, es la dueña, jefa y señora de las fantasías eróticas de cientos de chilenos masoquistas que optan por pagar libremente sus servicios y someterse a su yugo.

    "Tengo una habitación llena de artefactos para complacer a mis clientes", nos cuenta esta profesional del servicio sadomasoquista. “Es una sala de tortura y cuenta con un potro, una cruz de San Andrés para amarrar personas, látigos de todo tipo, chicote, fustas, todo tipo de consoladores, mordazas, esposas... tengo de todo", asegura esta rubia de 28 años que, por 25 mil pesos, oferta en los periódicos una hora de humillaciones a sus clientes.

    Susan, ¿en qué consiste el servicio que prestas?
    "Es sadomasoquismo, una disciplina de dominación. Esto incluye juegos eróticos con ataduras, golpes, fetichismo, sodomizaciones, lluvias doradas, transformismo, etc..."

    ¿Incluye sexo explícito o penetración?
    "No, sólo juegos eróticos".

    ¿Cómo te iniciaste en esto?
    "Yo viví en Uruguay por mucho tiempo y allí tuve un novio que me enseñó a realizar el sadomasoquismo como práctica de pareja. Era su fantasía y yo se la realizaba. A él le gustaba que lo golpeara mucho. Cuando regresé a Chile, hace cuatro años, no encontré trabajo y vi en el masoquismo una forma de ganarme la vida".

    ¿Y te costó encontrar clientes?
    "Mira, cuando puse un aviso en el diario por primera vez pensé que no iba a pasar nada, pero de a poquito comenzaron a llamarme, a pedir mis servicios y así noté que la gente se soltaba. Es que acá hay una amplia gama de servicios que yo presto, en el fondo son muchas las fantasías eróticas que tiene la gente".

    ¿Cómo cuáles?
    "Como sentirse dominados por una mujer. Yo los ataco, los encadeno, los golpeo, los sodomizo. También les ofrezco la posibilidad de vestirse como mujer y transformarse. Es variado el servicio".

    Después de cuatro años ¿ya tienes clientes fijos?
    "Algunos se mantienen, pero siempre van rotando y llegan nuevos. Algunos vienen una vez por curiosidad y no vuelven más".

    ¿Y qué tipo de clientes piden este servicio?
    "De todo: universitarios, profesionales, adulto joven y gente de edad avanzada. El nivel socioeconómico te diría que es medio y medio alto".

    ¿Nunca has tenido problemas con un cliente, en el sentido que no acepte algo que le vayas a hacer, por ejemplo los golpes o ataduras?
    "Nunca, porque las reglas están impuestas desde antes que me junte con el cliente. Yo especifico que no habrá contacto sexual y que la persona tiene que ser sumisa. Aunque por lo general llama gente que sabe lo que está pidiendo o conoce a lo que viene. Nunca he tenido problemas, los clientes me respetan harto".

    ¿Y este servicio sólo es para hombres o puede ser para una mujer?
    "Puede ser para una mujer, pero acá en Chile es difícil pues ellas piensan que van a quedar todas moradas, tienen temor. No se atreven".

    ¿Y no hay peligro en esta práctica?
    "Esta es una fantasía no más, no hay una golpiza brutal. Si voy golpear a alguien no es de forma descarada. Yo controlo los golpes. Por ejemplo, hay clientes que quieren que les dé muchos latigazos, que quieren quedar morados, pero yo controlo los golpes, cuanto les doy y la fuerza con que se hacen. Si yo sé que voy a dejar a alguien muy herido o dañado, me mido. Yo sé como pegar y de que forma hacerlo para no dejar consecuencias".

    ¿Y si alguien quiere parar una golpiza, porque le duele mucho?, ¿qué pasa, si tú eres la que controla todo?
    "En ese caso yo transo, les digo ok, yo paro, pero que me das tú a cambio, o les digo: entonces déjame hacer esto otro. En el fondo es todo parte del juego por el que la gente paga".

    ¿Qué es una de las cosas que más te piden los clientes?
    ”El fetichismo (consiste en olorosar prendas íntimas de otra persona) lo piden harto, al igual que los ate con cuerdas o cadenas".

    ¿Nos podrías contar en que consiste una rutina normal?
    "No hay rutina, soy espontánea. Tengo una gran imaginación. A veces el cliente puede estar humilladito como perro. Me gusta jugar con los niños. Ellos se prestan para el juego. Nunca los obligo a hacerlo".

    ¿Qué te dice un cliente primerizo una vez que termina la sesión?
    "Los tipos al final quedan alucinando, les gusta como me veo con la ropa que uso en las sesiones. Me vuelven a llamar casi siempre".

    ¿Hay límites en tu servicio masoquista?
    "Sí, eso los pongo yo. No quemo con cigarros ni traspaso con agujas... eso no va conmigo".

    Encontrado en la red..TXT

    Slds.
    Spank it · 0
  • Avatar de AmoEduardo
    AmoEduardo
    Registro: 14 feb '06
    En foros: 732 posts
    Ubicación: Uruguay

    Sexo: Hombre
    Edad: 42
    Rol: Dominante
    stantoon escribió:
    Sadomasoquismo, la última tentación

    [bJUEGOS Y ABERRACIONES

    El psicólogo de la Universidad Católica perteneciente a la Sociedad de Sexología Chilena Giorgio Agostini, cuenta que antiguamente esta práctica era considerada una perversión, sin embargo, en la actualidad se le han quitado los calificativos éticos y es considerada una difusión de la sexualidad llamada parafilia. “Esta práctica consta de repetidas y fuertes fantasías sexuales de tipo excitatorio. Es un impulso que tiene que ver con el sufrimiento o la humillación de uno mismo o la pareja”.
    Si bien en Chile esta práctica es más bien secreta, se estima que los casos siempre han existido y son los hombres los más dados a ella. “Hay una relación que de 20 hombres sólo una mujer gusta del BDSM, esto se explica porque la sexualidad masculina es muy rápida o sea basta una fantasía para tener una erección”, explica Agostini, aclarando que quienes sufren esto tienen a la larga un deterioro social y laboral.

    ¿Entonces dónde está el límite entre el juego de pareja y la perversidad? El sexólogo de la Universidad de Chile, Eduardo Pino, va al punto de la intensidad de estas aberraciones, las que a la larga determinan si hay o no un problema. “Cuando el sadomasoquismo es blando, vale decir como juego con pequeñas palmaditas y cosas por el estilo, es normal”.

    “Una vez conocí una pareja que cuando iban a tener relaciones sexuales simulaban una pelea, llegaban a golpearse hasta terminar en el acto sexual”, relata el doctor Pino, como un ejemplo entre los casos que le ha tocado atender, aclarando que cuando la pareja gusta mutuamente de la flagelación, no buscan una solución, sino que el problema radica cuando sólo es uno el que quiere estas prácticas, ya sea el sadismo o el masoquismo, haciéndose en este caso necesaria la terapia.

    Si bien aún no se ha descubierto un factor de personalidad marcado que indique quién puede o no ser sadomasoquista, se piensa que situaciones chocantes vividas en la niñez, como fuertes golpizas de cercanos pueden gatillar que en la adultez se caiga en estas prácticas.


    Slds.[/color]


    Por lo menos a mi, me resulta evidente que todavìa tenemos mucho por caminar hasta que se pueda entender y sobre todo, aceptar el Bdsm para quienes no lo practican.
    Spank it · 0
  • Avatar de stantoon
    stantoon
    Registro: 11 sep '06
    En foros: 2933 posts
    Ubicación: Argentina

    Sexo: Hombre
    Edad: 55
    Rol: Switch
    AmoEduardo escribió:
    stantoon escribió:
    Sadomasoquismo, la última tentación

    [bJUEGOS Y ABERRACIONES

    El psicólogo de la Universidad Católica perteneciente a la Sociedad de Sexología Chilena Giorgio Agostini, cuenta que antiguamente esta práctica era considerada una perversión, sin embargo, en la actualidad se le han quitado los calificativos éticos y es considerada una difusión de la sexualidad llamada parafilia. “Esta práctica consta de repetidas y fuertes fantasías sexuales de tipo excitatorio. Es un impulso que tiene que ver con el sufrimiento o la humillación de uno mismo o la pareja”.
    Si bien en Chile esta práctica es más bien secreta, se estima que los casos siempre han existido y son los hombres los más dados a ella. “Hay una relación que de 20 hombres sólo una mujer gusta del BDSM, esto se explica porque la sexualidad masculina es muy rápida o sea basta una fantasía para tener una erección”, explica Agostini, aclarando que quienes sufren esto tienen a la larga un deterioro social y laboral.

    ¿Entonces dónde está el límite entre el juego de pareja y la perversidad? El sexólogo de la Universidad de Chile, Eduardo Pino, va al punto de la intensidad de estas aberraciones, las que a la larga determinan si hay o no un problema. “Cuando el sadomasoquismo es blando, vale decir como juego con pequeñas palmaditas y cosas por el estilo, es normal”.

    “Una vez conocí una pareja que cuando iban a tener relaciones sexuales simulaban una pelea, llegaban a golpearse hasta terminar en el acto sexual”, relata el doctor Pino, como un ejemplo entre los casos que le ha tocado atender, aclarando que cuando la pareja gusta mutuamente de la flagelación, no buscan una solución, sino que el problema radica cuando sólo es uno el que quiere estas prácticas, ya sea el sadismo o el masoquismo, haciéndose en este caso necesaria la terapia.

    Si bien aún no se ha descubierto un factor de personalidad marcado que indique quién puede o no ser sadomasoquista, se piensa que situaciones chocantes vividas en la niñez, como fuertes golpizas de cercanos pueden gatillar que en la adultez se caiga en estas prácticas.


    Slds.[/color]


    Por lo menos a mi, me resulta evidente que todavìa tenemos mucho por caminar hasta que se pueda entender y sobre todo, aceptar el Bdsm para quienes no lo practican.


    Muchísimo camino hemos de andar para eso.
    Spank it · 0
  • Avatar de AmoEduardo
    AmoEduardo
    Registro: 14 feb '06
    En foros: 732 posts
    Ubicación: Uruguay

    Sexo: Hombre
    Edad: 42
    Rol: Dominante
    Gracias por tu opinion.Se podria discutir una por una las afirmaciones de este psicologo, pero eso darìa para otro topic kilometrico, por eso me pareciò mas logico ir directamente a la conclusion.Nos falta mucho.
    Spank it · 0
  • Avatar de stantoon
    stantoon
    Registro: 11 sep '06
    En foros: 2933 posts
    Ubicación: Argentina

    Sexo: Hombre
    Edad: 55
    Rol: Switch
    AmoEduardo escribió:
    Gracias por tu opinion.Se podria discutir una por una las afirmaciones de este psicologo, pero eso darìa para otro topic kilometrico, por eso me pareciò mas logico ir directamente a la conclusion.Nos falta mucho.


    Tengo dos amigos psicoanalistas, los dos hablan pestes del BDSM, pero los dos lo practican...¡SON ESAS COSAS EXTRAÑAS DE LA VIDA! Desde entonces, la opinión de algunos psicologos sobre determinadas cosas..... Rolling Eyes Rolling Eyes
    Spank it · 0
  • Avatar de AmoEduardo
    AmoEduardo
    Registro: 14 feb '06
    En foros: 732 posts
    Ubicación: Uruguay

    Sexo: Hombre
    Edad: 42
    Rol: Dominante
    La verdad es que no puedo dejar de coincidir contigo, solo que, como no tengo amigos psicoanalistas, hasta ahora no tenia la prueba ja ja ja.
    Spank it · 0
  • Avatar de stantoon
    stantoon
    Registro: 11 sep '06
    En foros: 2933 posts
    Ubicación: Argentina

    Sexo: Hombre
    Edad: 55
    Rol: Switch
    AmoEduardo escribió:
    La verdad es que no puedo dejar de coincidir contigo, solo que, como no tengo amigos psicoanalistas, hasta ahora no tenia la prueba ja ja ja.


    Laughing Laughing Wink
    Spank it · 0
  • Avatar de CLAUDIA
    CLAUDIA
    Registro: 16 may '06
    En foros: 617 posts
    Ubicación: Argentina

    Sexo: Mujer
    Edad: 114
    Rol: Dominante
    Suena como el viejo dicho "..has lo que yo digo, pero NO lo que yo hago"...

    Mejor nosotros sigamos recorriendo el camino, que si bien es largo tiene pequeñas paradas de placer...

    Wink Besos.
    Spank it · 0
  • Avatar de stantoon
    stantoon
    Registro: 11 sep '06
    En foros: 2933 posts
    Ubicación: Argentina

    Sexo: Hombre
    Edad: 55
    Rol: Switch
    CLAUDIA escribió:
    Suena como el viejo dicho "..has lo que yo digo, pero NO lo que yo hago"...

    Mejor nosotros sigamos recorriendo el camino, que si bien es largo tiene pequeñas paradas de placer...
    Wink Besos.


    Coincido en un 100%
    Spank it · 0
Este hilo se encuentra inactivo

El tema que usted está leyendo no tiene actividad desde hace más de 6 meses y por lo tanto se encuentra desactualizado. Si le interesa el tema, le recomendamos que cree un nuevo hilo similar.


Reglas de las reuniones y eventos

Los eventos en Mazmorra son muy grandes, con muchos asistentes y muchos elementos al alcance de la mano. Es por esto que es conveniente elaborar unas reglas para garantizar la seguridad de todos los participantes.

Estas reglas se dividen básicamente en tres: Los tipos de prácticas, el consumo de alcohol y una colección de reglas varias.

Tipos de prácticas

Prácticas no permitidas

Queda prohibido realizar cualquier tipo de práctica relacionada o que incluya lluvias de cualquier tipo, scat, cortes, asfixias (o cualquier juego de respiración) y sangre.

Prácticas que requieren previa autorización

Debe avisarse en mesa de entrada o a algún colaborador del evento (llevan un cartel identificatorio negro) si se desea realizar cualquier tipo de suspensión. En caso de autorizarse, un colaborador instruido en el tema presenciará la sesión sin participar, pero observando que todo se haga bajo un marco de seguridad. En caso de que esto último no pase, el colaborador puede (y debe) detener la sesión.

Si algún participante desea realizar o participar en una sesión de agujas, esta debe ser informada a la administración en los días previos al evento. En caso de autorizarse se preparará el marco adecuado de higiene y seguridad. De realizarse, se hará al estilo performance en un horario pautado.

Prácticas riesgosas

En las habitaciones del evento se pueden encontrar varios carteles explicativos (algunos hasta con dibujos) sobre buenas y malas prácticas. Dónde golpear, dónde atar, etc.

En caso que algún participante observe que hay alguien sesionando que no cumple con estas buenas prácticas, está en derecho a acercarse discretamente y advertirle de buen modo el error. De repetirse, y previo informe a algún colaborador la sesión será interrumpida.

Alcohol

El alcohol puede ser un factor que transforme un juego en un mal momento. Es por eso que se establecen límites en la cantidad de alcohol consumido. Si un participante desea sesionar, no puede hacerlo si consumió por demás del límite estipulado. Asimismo, aunque el invitado no desee participar de ningún juego, también existe un límite (mayor) de alcohol permitido, después del cual no podrá comprar más bebidas alcohólicas.

El barman o el encargado de la barra se reserva el derecho de no expedir alcohol a quién no lo considere prudente.

Reglas varias

Están prohibidas las fotos y cualquier tipo de grabaciones

Para preservar la intimidad de los asistentes, aquel que sea visto con cualquier dispositivo de grabación (aunque no lo está usando) tendrá que retirarse del evento.

Prohibido usar celular

Se prohiben los celulares para evitar que alguien pueda sentirse incómodo y sospechar que le están sacando fotos. Para evitar malos entendidos, directamente no se puede usar celular, ni para mirar la hora.

Nadie puede tocar a nadie que no se lo haya permitido

Quizás para alguno suene tentador meter mano hacia algún lugar que no le corresponde, por el hecho de que se pueden dar situaciones de exposición. Esto será altamente repudiado. Quien se pase de la raya un milímetro con estas cuestiones, será echado, y denegado el acceso a futuras reuniones. Para interactuar con otra persona hay que pedirle permiso a esta y (eventualmente) a su Amo/pareja. Cada uno sabe qué hace y debe hacer, y se hace responsable de sus actos. En ningún momento puede hacerse algo que pueda llegar a molestar al prójimo, en ningún sentido.

Nadie puede intervenir en una sesión en la que no participa

Salvo que se estén violando las reglas antes expuestas, nadie puede intervenir, ni nadie puede pretender participar de una sesión ajena. Se debe ser muy respetuoso ante estas prácticas.

Cargando...

Para ejecutar la acción requerida es necesario completar los siguientes datos:



Fecha de nacimiento: (no se publica)

¿Estás seguro que quieres eliminar este post?